Ir al link de búsqueda | Ir al link de navegación | Ir al link de contenidos | Ir al link de selección de idioma

Africa

North America

Latin America

Europe

Eurasia

Asia Pacific



Legislación

En el mundo existen diversas normativas que regulan los límites de las emisiones de NOx, y que requieren el uso de AdBlue junto con la tecnología SCR. Las cuatro materias contaminantes principales que cubre la legislación sobre emisiones de vehículos son los óxidos de nitrógeno (NOx), las partículas (PM), el monóxido de carbono (CO), y los hidrocarburos (HC).

En Europa, la primera de estas normativas (Euro 0) entró en vigor en 1990 con unos límites de NOx de 14.4 y de PM de 1.1 (ambas cantidades expresadas en g/kWh). La Euro III de 2001 redujo estos límites hasta 5 y 0.1 respectivamente. El uso de AdBlue llegó con la entrada en vigor de las normativas Euro IV, V y VI. NOx, partículas (PM), hidrocarburos (HC) y monóxido de carbono (CO) son los componentes regulados. La Euro IV se implementó desde octubre de 2005 hasta octubre de 2006, y la Euro V desde octubre de 2008 hasta octubre de 2009. La Euro IV fija el límite de emisiones de NOx en 3.5 g/kWh, y la Euro V lo reduce hasta 2.0 g/kWh. La normativa Euro VI será implementada a partir de 2013-14 y fijará el límite de NOx en 0,4 g/kWh.

En Estados Unidos, las emisiones de los vehículos están reguladas por la Clean Air Act. El uso de la urea con tecnología SCR para el control de NOx está llegando a Estados Unidos con la normativa sobre emisiones denominada US2010, en vigor desde el 1 de enero de 2010, y que fija el límite de emisiones NOx en 0,3 g/kWh.

En Australia y Nueva Zelanda, las normativas sobre emisiones son posteriores en unos años a las vigentes en Europa. La Euro IV fue introducida en 2007 y la Euro V será implementada en 2010.

En China, la legislación se llama Normativa Nacional IV y V. Desde 2008, la Normativa Nacional VI para vehículos pesados ha reducido los límites de NOx  hasta 3,5 g/kWh y los de PM hasta 0,02 g/kWh. Esta normativa se está aplicando en Beijing desde 2008.

En Brasil, la legislación se denomina PROCONVE - Programa de Controle da Poluição do Ar por Veículos Automotores – y será aplicada a partir de 2012. El producto se conoce en Brasil como ARLA 32 (Agente Reductor Liquido Automotivo).